música, Sin categoría

Sabina nada más.

Por ahí circula una frase que dice que los mejores momentos de la vida son sin fotografías (se debe referir a las tomadas en celular) pero en mi caso, por mi trabajo y amor a la fotografía, muchos de los mejores momentos, son con fotografías. Y así fue esta vez.

 

Desde el momento en que los amigos de Blü Nicaragua confirmaron oficialmente hace más de un año la programación de un concierto de Joaquín Sabina, un sino de felicidad se apoderó de mi.

Mi historia de amor con Sabina comenzó allá por 1987 1988 cuando un compañero del colegio llevó un casete con parte del concierto de Sabina y Viceversa. Yo no sabía quién era él, ni Javier Krahe, ni Javier Gurruchaga (para mi, su versión de Pisa el acelerador era la original). Algo nos encantó a los muchachos esa vez que esa cinta de Sabina la regrabamos, la compartimos, la cantábamos. Entendía muy poco las letras pero algo me fascinaba.

_N3A0908

Después al convertirme en madrileño adoptivo, gocé al cien por cien las historial madrileñas del de Úbeda. Tirso de Molina-Sol-Gran Vía-Tribunal, dónde queda tu oficina para irte a buscar.

La noche del concierto en Managua fue espectacular. Aunque hay algunos comportamientos que se están poniendo de moda en Managua en conciertos de estos tipos, los sufrimos con Drexler y con Fito, la gritadera, la habladera, la falta de silencio cuando estos cantautores hablan entre canción y canción, la pedidera de canciones. Ese comportamiento yo lo resume en una frase: Cultura de Karaoke.

La noche del concierto en Managua fue perfecta. No podía cantar todo lo que puede cantar, por ejemplo, una de mis canciones favorita de toda la discografía es Incluso en estos tiempos, pero no es muy conocida. Canciones del álbum nuevo “se van a joder” de escucharlas, pero después cantaremos las viejitas dijo Joaquín.

_N3A0975

La noche del concierto en Managua fue una noche mágica musical. Es impresionante el grupo que acompaña a Joaquín, y lo mejor de todo es que el gran maestro, el ídolo, la eminencia, se retira humildemente para que sus tres socios más fuerte, Pancho Varona, Antonio García de Diego y Jaime Asúa, canten y toquen a su gusto. Mención especial a la maravillosa Mara Barros, que además de sus solos, puede cantar una canción de su propio disco, dedicada a García Márquez.

La noche del concierto en Managua fui feliz, de pie, disfrutando el concierto en un silencio luminoso (no en silencio oscuro como en Princesa) abrazando mi cámara, tomando fotografías permanentemente, cantando mentalmente todas las canciones. Y claro que fui feliz cuando Joaquín mencionó su exilio en Londres y que cantaba a Serrat, a Paco Ibáñez y a Carlos Mejía Godoy (Claro es un homenaje a mi viejo pero suena a una Mentira Piadosa). Disfruto maravillosamente cosas bonitas de la vida a través del visor de mi cámara. Y disfruto increíblemente cuando la gente mira mi punto de visto de esas cosas bonitas que son para mi y para ellos, incluso los que no pudieron ir al concierto, pueden disfrutar un poco a través de mis fotos. Esa es mi intención.

_N3A0992

La noche del concierto en Managua fue la culminación de más de cinco años. Publicando en redes sociales mis deseos, noticias de las giras, las visitas a Costa Rica, pero yo quería verlo en Managua, Y es bonito como mucha gente me decía que se alegraba por mi, que por fin se me hizo, que bueno. Es como cuando gana el Atleti, que pareciera soy el único aficionado del Atleti en Nicaragua. Claro, hasta en eso soy sabinero, en ser del Atleti.

_N3A1680

La noche del concierto de Sabina en Managua fue sencillamente perfecta, lo único malo, como puse en twitter fue gozar la resaca en soledad.

 

 

 

Anuncios
Estándar
Historia, Nicaragua

Mover Managua. 1972…2014 ¿Un mito?

Otro de los temas además del vulcanológico que se pusieron un poco de moda después de la crisis sísmica de abril en Managua fue la de recordar que la ubicación de Managua es muy peligrosa. Los nuevos mapas de fallas tectónicas nos muestran una ciudad de más de un millón de habitantes donde no hay un área que no esté encima de una falla. Y se ha vuelto a recordar, que después del terremoto de diciembre del 72 se dijo que había que mover Managua, aprovechando que más del 80% de la infraestructura había sido dañada o destruida completamente. Pero de ese hecho histórico de análisis urbanístico a la frase de “Se iba a mover la capital nicaragüense a Sébaco” hay un universo de distancia.   La falta de archivos, oficiales y privados, así como de medios de comunicación, hacen posible que muchas “historias” en nuestro país sean cuentos, chismes, elucubraciones. Si yo quisiese venderle a Rick (el de El Precio de la Historia) ese cuento de hacer a Sébaco la capital de Nicaragua no tendría ningún documento ni noticia ni comunicado ni estudio que me pudiera ser acreedor de un millón de dólares para verificar esa historia. Erróneamente, pensaba que en las memorias del dictador Somoza Debayle se encontraba esa afirmación sobre Sébaco, me puse a buscarlo. Me salió fácil, porque el libro Nicaragua traicionada de 1980 inicia con el desastre del terremoto. Pero solo se habla del consejo de expertos (uno si confirmable como geólogo A.R. McBirney y otro sin ninguna referencia en la red el japonés Matsumoto) de trasladar la capital a la costa del Pacífico o del Atlántico.   Cito a Anastasio Somoza Dabayle: “Se empezó entonces a pensar seriamente en la relocalización de Managua. El Comité de Emergencia necesitaba estar lo más perfectamente informado que fuera posible, porque esta decisión, igual que otras, era muy seria. Encomendé esta tarea a mi compañero de clases de West Point, vulcanólogo y uno de los más competentes en la materia, A.R. McBirney , en quien yo tenía mucha confianza, además. El resultado de un estudio nos daba dos alternativas: reconstruir Managua del lado del pacífico o del lado del Atlántico. Y cada una de esas alternativas tenía serias desventajas.   Para resolver ese “empate” de opiniones decidí que lo mejor era no realizarla. La reconstrucción continuaría, por supuesto, siguiendo las recomendaciones de los mexicanos y de otros grupos de prominentes seismólogos, (Así en el original) especialmente el que encabezaba el Dr. Toshi Matsumoto de la Universidad de Texas. Este plan significaba que la reconstrucción de Managua se iba a hacer en los alrededores de la ciudad. No cabe duda para mí que esta decisión de reconstruir en las afueras de Managua representó la terminación del apoyo que me daba la comunidad comercial y financiera, y no es difícil comprender su manera de sentir. Antes del terremoto, cualquier propiedad en el centro de Managua era valiosísima.   La reconstrucción en el perímetro de la ciudad significaba la devaluación total de esa propiedad. Pero mi preocupación era por el futuro. No quería yo que Managua fuera destruida otra vez. Esta era una decisión difícil que perjudicaba a muchos amigos míos. Pero por el bien de Managua y de todo el país, estoy seguro de que tomé la decisión correcta. Después llegué a saber, que a pesar de eso, muchos capitalistas de Nicaragua nunca me perdonaron y como veremos, la hora de su venganza iba a llegar.” Nicaragua traicionada. Anastasio Somoza, Jack Cox. 1rea edición. Western Islands. Pp 16-17   Si ni el mismo Somoza habla específicamente de Sébaco (aunque claro, el capítulo dedicado al terremoto y posterior es muy corto) ¿De dónde salió esa historia? Todavía siguen vivo muchas personas que vivieron esa época, ingenieros, arquitectos, funcionarios gubernamentales, empresarios, etc. ¿Qué dicen ellos? ¿O es esa generación de terremoteados la causante de esa fantasía o de ese mito?   Espero comentarios y respuestas.

Estándar
Nicaragua

Una vista a través de Ventana

Hospital Psicosocial de Managua. Dos de la tarde, y una treintena de estudiantes del Colegio teresiano de Managua llega a pasar una tarde con las pacientes del pabellón número 2. Una amiga, Cristiana Castellón es fundadora del Movimiento Ventana, una pequeña organización que desde hace más de un año se preocupa por hacer actividades en apoyo al “kilómetro cinco” como se le conocía popularmente a este centro de salud mental. Les acompañé para tomar fotos a la actividad. Lo primero a tomar en cuenta es que existe una ley de protección a la identidad de pacientes con enfermedades de salud mental, por lo tanto es prohibido tomarles fotos que puedan ser identificadas.

   IMG_2538

Un espacio perdido entre carreteras, la sede central de ENACAL (Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados), un espacio verde, que por ciertas razones que no puedo explicar se siente lo “antiguo” de ese espacio. Un edificio construido en los años 30 por el Presidente José María Moncada, recién pintado de rosado (como casi todos los edificios gubernamentales nicaragüenses) inmensos árboles y un incesante trajín de personas caminando, arreglando el jardín, caminando. Solo que los que caminan van en bata, descalzos. Esos son los pacientes.

IMG_2639

El Kilómetro cinco como se le ha conocido popularmente desde su fundación en los años 30 del pasado siglo, lleno de árboles. Los tres elementos que me llaman la atención al empezar a reunirse las pacientes son: El cabello recortado, que andan descalzas o en chinelas Rolter y el tic nervioso de la mayoría de ellas. Al ser un grupo de estudiantes de quinto año, la actividad recreativa se dio con las internas del pabellón 2. Son de más edad y son las que por sus enfermedades crónicas, viven en el Hospital, y no son peligrosas.

No me sale explicar los sentimientos que a uno le produce estar ahí junto a esas mujeres. Estaba para tomar fotos, siempre le he tenido un idiota terror a cualquier persona que no esté con sus capacidades mentales correctas (llámese enfermo mental, borracho, drogado) Me es imposible interactuar con alguien sin raciocinio. Pero uno siente amor, cariño, lástima, temor, tristeza, angustia, curiosidad. ¿Quiénes son esas personas? ¿Qué tienen? ¿Qué pasa en sus cabezas? ¿Qué sienten que un grupo de niñas llegue a jugar y bailar con ellas? Una se puso a llorar en cuanto vio al grupo. Otra repetía, vengo aquí por mi hija, otra fue obligada por las enfermeras a permanecer en el salón. Unas socializaban tranquilas alegres mientras otras se mantenían aisladas.

IMG_2554

Fueron dos horas que pasaron rapidísimo. Bailes, cantos, manualidades, pintura de uñas, refrigerio, una piñata, despedida. Las fotos reflejan los rostros de las jóvenes, alegres, concentradas, cariñosas, también serias, con un poco de tristeza. Que son también los pensamientos que se me pasan a la cabeza.

IMG_2684

Si quieren apoyar al Hospital psicosocial por medio del Movimiento Ventana esta es su página en Facebook: https://www.facebook.com/MovimientoVentana?fref=ts

Unas pocas fotos pueden verlas en: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.598873283497698.1073741850.234862146565482&type=1

IMG_2562

Estándar
música, Nicaragua

Día de Europa con Bizet

El Día de Europa siempre es con música.

El amor es gitanillo
que nunca ha conocido ninguna ley,
si tú no me quieres, yo te amo
si yo te amo, ¡ten cuidado!…

Durante dos días se presentó en el Teatro Nacional Rubén Darío la ópera Carmen de George Bizet en conmemoración al Día de Europa. El primer día, abierto para el público, el segundo, por invitación de la Delegación de la Unión Europea y algunos boletos a la venta (y yo que me gané los míos gracias a la página de Facebook de la Delegación en Nicaragua)

Siempre había escuchado decir que nunca se podía saber si había demanda para presentaciones de ópera en Managua si no había oferta. Recuerdo a finales del S XX cuando en toda presentación de programa clásico en el Rubén Darío se decía…se está formando una cultura para disfrutar la música clásica en Nicaragua. Lo hemos conseguido. Ya son sistemáticas las presentaciones de música clásica, ya va agarrando fortaleza la Orquesta Juvenil Rubén Darío, y ya son media docena de obras operísticas que se han montado con ensambles internacionales.

Sentir y estar en una Sala Mayor de nuestro Teatro Nacional a rebosar, con gente esperando afuera sus posibilidades de entrar. Sentir la bella y excelente acústica de la sala y la interpretación excelente del conjunto de músicos, cantantes y coros. Una escenografía y un vestuario geniales. En realidad todo me encantó. El único punto negativo fueron los responsables de la proyección del libreto que en muchas ocasiones anduvieron un poco perdidos. Si no hubiese sido por ese pequeño detalle, la calificación sería un 100. Le damos 99 porque la música me hace feliz.

Y en esto de la música clásica, ópera, zarzuela, temporadas de música, orquestas, presentaciones, grabaciones, el esfuerzo titánico y decidido de muchísima gente a lo largo de más de una década se ve resumido en una persona: Ramón Rodríguez, el querido Moncho Oboe. Para que un conjunto de personas logre una meta siempre es necesario una, dos o varias cabezas y desde su puesto como Director de la Camerata Bach y hace un par de años del Teatro Nacional, Ramón ha hecho que sí exista una demanda y una oferta de música clásica en nuestro país. Gracias Ramón por este esfuerzo.

Todavía quedan los ecos de la alabanza hacia Escamillo….Toreeeadorrrr toreadorrrr. Y esperamos la próxima Ópera.

Estándar