Cine

Amenábar y yo.

De refilón, porque llevo ya muchos veces sin ver casi nada de televisión nacional, vi que en en canal Viva Nicaragua (Canal 13) presentarían Tésis (España, 1996), la ópera prima del genial director español Alejandro Amenábar. Y si, hay una historia entre Amenábar y yo.

Supongo que corría el año 94 o 95 y había suspendido la materia de Economía Mundial y de España cuando cursaba mis estudios de periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. En dicha facultad también estaban las carreras de Relaciones Públicas y la Imagen. Cuenta la leyenda que Alejandro Amenábar un año antes abandonó la carrera al quedar suspendido en la materia de Lenguaje Audiovisual. Pero él se aventuró a hacer una película pero a mi sólo me quedaba estudiar durante el verano.

Y en ese edificio de cuatro plantas, casi abandonado, que era la facultad en Julio-Agosto, una mañana llego a estudiar y veo que hay equipos de filmación, veinte mil cables, cámaras, catering, en resumen, todo el tinglado que se ve durante la filmación de una película. Me meto rápido en la biblioteca y al hacer un descanso para tomarme un café o una coca cola alguien se me acerca y me pregunta

¿Oye quieres ser extra?

¿Extra de qué?

Estamos filmando una película que tiene que ver con estudiantes de esta facultad, y tú llevas cuadernos, libros, carpetas.

No gracias, tengo mucho que estudiar.

Ah vale, y disculpa que vamos a provocar mucho ruido.

Al día siguiente la misma historia, pero ahora estaban filmando muy cerca de la biblioteca. Por lo que podía escuchar hasta el motor de la cámara cuando comenzaban a filmar. Me preguntaron de nuevo, que necesitaban extras, y yo de idiota volví a decir que no. Pero pregunté ¿Quién hace la película? Lógico, si me sonaba el director a lo mejor me lo pensaría. Es un chaval, se llama Alejandro Amenábar. Pero ya sabes, aquí se hacen 100 películas y sólo como 15 llegan a presentarse. Él es nuevo pero la película parece que quedará bien.

Y asi pasó el día. Tampoco conocía mucho a los actores, así que no había un aliciente para comenzar mi carrera como extra cinematográfico. Si las “presencias” cuentan, entonces ahí si, puedo decir que ahí estoy yo. Hay una escena en la que Ana Torrent ve una vitrina con notas y anuncios. Esa es la salida de la biblioteca de la facultad y yo estoy detrás de la puerta desde hace quince minutos muriéndome por ir al baño, esperando a que me den permiso de salir.

En fin, después Tésis se convirtió en una película de culto, ganadora de infinidad de premios en festivales de cine y el debut impresionante de uno de los directores más importantes del cine español a principios del S XXI. Y yo sigo en el anonimato cinematográfico. Aunque creo que salgo en una película de Miguel Littin de los años 80. Pero eso ya sería otra historia.

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Amenábar y yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s