Nicaragua

La Piñata, ¿Objeto de amor o de odio?

Mi querida y adorada amiga Francis Burgos Cabistán en una plática por WhatsApp me dice: “Mi mama no quiere que haga una piñata con la virgencita plis” Inmediatamente se me vino a la mente un grupo de evangélicos ultra ortodoxos pegándole duro con un palo a una imagen de cualquiera de las “virgencitas plis” Y claro, le digo, tiene razón, puede ser una falta de respeto. Pero me puse a pensar, aquí en Nicaragua las piñatas son fabricadas con figuras de personajes que los niños aman o son devotos seguidores: Woody o Buzz Lightyear, El Chavo, Barney, Ben 10, Pocahontas, Micky Mouse o lo que sea.

Pero también pasa lo contrario, hay ocasiones en que un grupo de activistas políticos cargan una piñata alusiva a algún personaje, como por ejemplo el inconstitucional y presunto corrupto presidente del Consejo Electora, Roberto Rivas, o claro, la imagen bigotona del también inconstitucional Presidente de Nicaragua Daniel Ortega. En estas ocasiones si, el palo se agarra con fuerza y odio hasta destrozar completamente la imagen del corrupto de turno.

Pero volvamos a las piñatas amadas. ¿Qué mueve a la gente a querer destrozar a Ben 10, a Rayo McQueen de Cars, o a alguna Barbie. Es curioso, en las piñatas de Primera Comunión, ésta suele ser…eso mismo…un cáliz y una hostia. O sea, lo que recibes con toda la ceremonia y las ansias y la preparación, dos horas después la estás aporreando, o esperando a que se desbarate para poder llevar los caramelos que lleva dentro.

Y qué cosas, de la imagen que reflejé al principio de este escrito, luego busco en Wikipedia sobre qué dice sobre las piñatas, y me quedo con los ojos cuadrados al leer:

“La piñata original tenía la forma de una estrella con siete picos. Los picos representaban los siete pecados capitales y los brillantes colores de la piñata simbolizaban la tentación. La piñata se transformaba en una representación de la fe ciega y de la virtud o la voluntad para vencer el pecado. Los caramelos y otras golosinas dentro de la piñata representaban las riquezas del reino de los cielos, por lo tanto la enseñanza que se acompañaba con fe y una sola virtud podía vencer el pecado y recibir todas las recompensas de los cielos.”


No estaba tan alejado de la realidad imaginándome a los evangélicos destrozando a la virgencita plis de Francys.

Ahora, compartan sus teorías, o díganme qué prefieren odiar o amar al que le van a dar palos para sacarle todo lo que tienen dentro.

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “La Piñata, ¿Objeto de amor o de odio?

  1. Hola!
    Hm mmm menudo debate! Pero aunque hace 20 años que no le doy hostias a una piñata 😉 hahahaha creo que por lo general no se piensa el porque sino simple diversión son cosas contradictorias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s